Vino en la Feria Alimentaria 2016

En pocas palabras: mucho en muy poco tiempo. ¡Hola! Hoy toca hablar sobre una experiencia muy recomendable a la que he tenido la oportunidad de asistir. La semana pasada tuvo lugar La Feria Alimentaria 2016 en el recinto ferial Fira Barcelona de la capital condal.

Allí, se reunen profesionales del sector agroalimentario y bebidas para dar mayor visibilidad a sus productos, así como para firmar nuevos negocios. Todo ello dentro de un ambiente cuidado y agradable.

Tuve la oportunidad de asistir a la Alimentaria 2016 por la Universitat Rovira i Virgili, que nos facilitó las entradas (con un pequeño descuento) a estudiantes e investigadores. Esta entrada fue únicamente para el día 28 de abril, jueves. Éste era el último día de feria. Una pena porque muchos stands comenzaron a recoger antes de la hora de cierre a las 18:00.

811 Clos Pons
811 de Bodegas Clos Pons, D.O. Costers del Segre

Junto con otros compañeros, disfrutamos de la Feria. Entramos, alrededor de las 10:00, por el pabellón de alimentación variada, pero, rápidamente pusimos rumbo al pabellón Intervin, dedicado al vino.

Nos juntamos un grupo de aproximadamente media docena de personas que, además de amantes del vino, somos personal investigador del ámbito enológico.

Está claro que el objetivo de la Feria es cerrar nuevos negocios. Y es precisamente por esto, que algunas de las bodegas a las que nos acercamos a interesarnos por sus vinos, nos negaron una copa. Sin embargo, muchas bodegas nos recibieron con los brazos abiertos, ya fuese por ser conocidos o por simple simpatía e interés por sus productos.

Fueron muchos los vinos que pudimos catar, de bodegas como Clos Pons, Vilarnau, Protos, Freixenet, Juve i Camps, Codorniu, Miquel Pons, Tobia y un larguísimo etcétera.

Tobia
Muestra de los vinos de Bodegas Tobia, D.O.Ca. Rioja

Disfruté mucho la experiencia y, por supuesto, asistiré a la próxima edición de 2018.

Por último, a los organizadores de la Feria y a algunas bodegas, me gustaría dejarles la siguiente reflexión: las personas de a pie, han pagado su entrada para asistir a la feria, no son comerciales, ni distribuidores, ni gerentes de negocios del sector, ni periodistas.

Quizás, en algunas ocasiones, el boca a boca, es la mejor herramienta de negocios y, negando una copa, se crea mala imagen a los consumidores. No critico la posición de los comerciales al negar la copa a un “no profesional”, pero si a éstos se les permite la entrada en la feria, qué menos que tratarlo como a un igual, ¿no? Puede que esté equivocado yo y no haya comprendido bien el espíritu de esta feria.

Dicho esto, muchisímas gracias a toda la gente que hizo que ese jueves fuera tan especial. No todos los días se pueden catar y conocer tantos vinos y bodegas. Gracias también a la mejor compañia posible en este día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *