Enoturismo en Burdeos

Finalmente os traigo la segunda parte de mi aventura por Burdeos: una excursión enoturística por la zona de Medoc. Os pongo en antecedentes, un viaje de 3 días con presupuesto de estudiante y sin vehículo propio para desplazarnos por la zona.

Las características del viaje en cuanto a presupuesto y el no disponer de vehículo propio hacen muy complicado el poder visitar châteaux. Estas bodegas, originalmente castillos (traducción de châteaux) de fincas nobles, se encuentran lejos del núcleo urbano de la ciudad de Burdeos. Así pues, es imprescindible disponer de un vehículo propio o unirse a algún tour o excursión organizada.

chateau-dagassac
Château d’Agassac. Actualmente es un restaurante y se celebran eventos.

En nuestro caso, mi compañera de viaje y yo nos decantamos por una excursión organizada por la Oficina de Turismo de Burdeos. La mayoría de tours que organizan son de gran duración y presupuesto elevado. Por ello, finalmente escogimos un tour económico que únicamente tomó una tarde.

La excursión tiene una duración de 5 horas (de 13:30 a 18:30) todos los días de la semana, con un coste de 38€ por persona. El idioma es bilingüe entre francés e inglés, no existen tours predefinidos en castellano. Dependiendo del día, se visita una zona vitícola u otra del Vignoble de Bordeaux (Viñedo de Burdeos), que cuenta con 57 Appellation d’Origine Contrôlée (AOC). Si tenéis la suerte de gozar de más tiempo y presupuesto y no disponer de vehículo, existen muchos más tours organizados por la Oficina de Turismo que se puedan ajustar a vuestros gustos.

barricas-chateau-siran
Sala de crianza climatizada de Château Siran.

Nosotros realizamos la excursión el sábado. ¿Destino? Zona vitícola de AOC Medoc. Esta AOC no es de las que más prestigio gozan, como la AOC Saint-Émilion. Sin embargo, nos sorprendió. Visitamos dos châteaux:

Château d’Agassac: un castillo precioso en un entorno muy cuidado. La bodega se encuentra en un edificio aparte de nueva construcción. Únicamente se puede visitar una pequeña sala de crianza que, en mi opinión, no satisface la curiosidad del visitante. Se catan dos vinos. 

Château Siran (AOC Margaux): el recinto no tiene mucho encanto, simple, útil y pensado para trabajar el vino. Sin embargo, permiten una visita más interesante por casi todas sus instalaciones. Recepción de la uva, sala de tinas de roble para la fermentación alcohólica (aunque actualmente utilizan de acero inoxidable), sala de crianza y fermentación maloláctica, sala de cata, tienda y una pequeña colección de arte.

tinas-chateau-siran
Antigua sala de fermentación alcohólica con tinas de roble.

La excursión se ajustó perfectamente al horario y aunque el tiempo no acompañó en exceso, al menos, no llovió. Obviamente, por el precio de la excursión, no se visitaron grandes marcas de la zona. En cuanto a la guía del tour, no fue excesivamente agradable. Quizás, el gran volumen de personas que organizaba era excesivo para una única persona. 

La atención en Château Siran fue impecable. Nos atendió un comercial de la casa, muy atento y siempre agradable con el numeroso grupo que éramos, aún teniendo siempre a la guía del tour pisándole las explicaciones.

La valoración de la excursión fue positiva. Esta es una manera de abrir boca para futuras escapadas a Burdeos y sus châteaux. Eso sí, la próxima vez, con vehículo propio y pudiendo elegir las bodegas a visitar.




Burdeos: turismo y enoturismo

Esta vez os traigo un resumen y algunas propuestas de turismo si estáis planeando visitar Burdeos (o Bordeaux, escrito en francés, que siempre le da otro toque). Burdeos es la capital del vino francés. Así como en España, se conocen a nivel mundial las zonas vitícolas de La Rioja y Ribera de Duero, en Francia tienen muchísima fama los vinos de Burdeos.

Si estáis pensando en hacer una escapada de 3-4 días para hacer turismo y enoturismo en particular, Burdeos es vuestra ciudad. A una hora de viaje en avión desde Barcelona, y operadoras de bajo coste cubriendo el enlace, Burdeos se convierte en un destino muy apetecible.

Yo fuí con idea de probar y disfrutar los vinos bordeleses, pero aún no yendo con esa idea, el turismo lo tienen enfocado hacia ello. Y es que, nada más aterrizar en su pequeño aeropuerto, ya hay publicidad sobre vinos y Châteaux. Ellos saben que el enoturismo es una parte muy importante del encanto bordeles, y lo saben explotar al máximo.

Aprovechando la estancia investigadora en Burdeos de una compañera, me animé a visitar: a ella, en primer lugar; sus vinos y Châteaux, en segundo; y la ciudad, en tercer lugar.

ISVV
Edificio del ISVV, Bordeaux

Todo lo que sabemos del vino hoy día, es gracias a centros punteros de investigación como el Institut des Sciences de la Vigne et du Vin (ISVV, Bordeaux). Allí es estudian aspectos del vino, como la microbiología enológica, viticultura, polifenoles, etc.

Después de una breve visita al centro de investigación, fuimos a dar una vuelta por la zona de la zona de Saint Pierre, en pleno centro de Burdeos donde, pude degustar alguno de sus vinos.

En cuanto a pedir vino en los bares, os hago cuatro comentarios/menciones, que creo, os ayudarán en vuestra elección:

  1. Algunos bares de Francia, debido a temas legales de licencias alcohólicas, están obligados a servir algún tipo de comida o aperitivo junto con la bebida alcohólica. Así que, si no tenéis ganas de comer, y solamente queréis degustar una copa de vino, estad atentos. De todas maneras, los camareros antes de acomodaros en su establecimiento, os ponen al corriente de esto, dándoos la oportunidad de abandonar el local sin ningún problema.
  2. Vino
    Aperitivo en la zona de Saint Pierre

    Si sois un grupo de amigos, os recomiendo que pidáis una botella de vino. Sale mucho más económico que los vinos por copas. Las copas suelen tener un precio mínimo de unos 6€, mientras que el de las botellas es de 20-25€. Si vuestro plan es pasar una tarde tranquila junto a un buen vino, vale mucho más la pena escoger una botella, aún siendo más cara, proporcionalmente sale más a cuenta.

  3. Aparte de las botellas de vino de 75 cL, en los bares y restaurantes existen otras “medidas” de 50 cL y 25 cL, llamadas garraphe. Si os apetece comer el primer plato con un vino más ligero y el segundo con algo más fuerte, estas medidas son idóneas. El precio de las mismas, mantiene la proporción volumen/precio de la botella de vino de origen, así que, al contrario que las copas, es una opción a tener en cuenta.
  4. No sé a vosotros, pero cuando estas en otra ciudad de turismo, se te suele hacer tarde para comer/cenar. Ojo con esto. Si te retrasas mucho en los horarios locales, no tendrás la oportunidad de comer en un restaurante local y te verás obligado a comer en una cadena de comida. No es un gran problema, pero es un hecho a tener en cuenta.
Plaza
Place de la Bourse, Puerto Luna, Bordeaux

El día siguiente lo dedicamos al turismo. Volvimos a recorrer la zona de Saint Pierre y apreciamos realmente lo bello de esta ciudad. Cabe mencionar la zona del río Garona (Garonne, en francés). Toda esa zona que forma el meandro del río Garonne en la ciudad de Burdeos, llamada Puerto Luna (representado como una luna en el escudo de la ciudad), es impresionante. Gracias a ello, el Puerto Luna fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007.

De esta zona la Place de la Bourse se lleva todas las miradas. La vista es espectacular y, la mejor manera de admirarla es tomando el barco que conecta los dos lados de Burdeos separados por el río. Este barco funciona con el tiquet de transporte de la ciudad (como si del tranvía o autobús se tratase), así que, ¡no tenéis excusa!

Fuente
Detalle del Monumento a los Girondinos, Explanade des Quinconces

De obligada visita también es pasear por el Gran Teatro de Burdeos, donde las vías del tranvía de la ciudad están perfectamente integradas en el lugar. Iglesias, Catedral, Basílica… Como en toda ciudad los monumentos religiosos se hacen eco del poder de la ciudad. Pero, sin duda, un monumento que merece la pena, además de por su belleza, por su significado histórico es el Monumento a los Girondinos. Este monumento recuerda a todos los activistas (llamados Girondinos) que murieron en la guillotina por defender la democracia en la Revolución Francesa y conmemora la Tercera República.

En cuanto a zonas a visitar, recomiendo profundamente visitar:

  • Río Garonne y Puerto Luna: un paseo muy bonito que cuando sale el sol se llena de gente. Perfecto lugar para dar un paseo andando, en bici o, incluso, patinando, actividad que se lleva mucho en la ciudad. Vistas al Puerto Luna y a la Place de la Bourse.
  • Zona Saint Pierre, perfecta para perderse entre sus calles y edificios históricos.

  • Monumento a los Girondinos: recuerdo y belleza.

  • Visita a Châteaux. Estando en Burdeos, no se puede desperdiciar la oportunidad de visitar alguna de estas bodegas con tanta fama a nivel mundial.
  • Pasear, pasear y pasear. Así es cómo se conoce una ciudad y se recuerdan sus calles, edificios y gentes.

Pincha aquí para seguir con la historia, nuestra experiencia en Châteaux. ¡Espero que os haya gustado esta entrada! Para mi, visitar Bordeaux, fue una experiencia inolvidable.